Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

Opinión - 11/01/2018 actualizado a las 17:22

Onofre Jerez, lo digo yo, no me vale ocupando otro lugar dentro de su organización que le haga estar dedicando su tiempo a actividades de gestión de cualquier concejalía

**El Comentario, a diario

Co. 11 de enero de 2018

Ayer en la tertulia local pude darme cuenta que existe un equipo de colaboradores de un nivel considerable, un primer valor que destaco es que son buena gente y eso ya para mí es medio camino andado. Todos y cada uno de ellos son personas comprometidas y han aceptado el papel de presentarse ante la audiencia de El Mostrador, cada quince días, y dar valoraciones, opiniones y debatir cuestiones relacionadas con la ciudad de Telde y del grupo de concejales y concejalas que hacen posible el Consistorio de Telde, en el gobierno y en la oposición. Reconozco que no he buscado la representación de cada una de las formaciones, he invitado a personas que considero que al margen de estar relacionadas directas o indirectamente o sencillamente simpatizar con alguna idea política, son para mí muy validas y capacitados para el compromiso que les he propuesto, sin duda les estaré siempre agradecidos.

Hoy quiero destacar a uno de ellos que desde luego es un puro ejemplo de dedicación y preparación para afrontar, no solo esta, sino a todas aquellas tertulias a la que es invitado, Onofre Jerez. Onofre Jerez reconozco que es una pieza clave para su formación política, el está representando a Nueva Canarias, y lo hace en ese terreno nada fácil, sobre todo cuando se gobierna. Onofre Jerez está en el lugar que mejor renta a cualquier formación política, estos elementos, hombres o mujeres, deben de existir para estas tareas sin duda, no todo el mundo está preparado, o al menos saben dar la talla, sobre todo, insisto, cuando se está gobernando y tiene que escuchar, críticas, acusaciones, a veces informaciones interesadas o tergiversadas, que en los mejores casos se les exponen civilizadamente y que él no rehúye y además sabe darle elegancia a sus respuestas, aunque no sean las más convincentes, Onofre Jerez siempre me ha respondido, en tareas de gobierno, como ahora, y en las llamadas horas bajas, que son las que nominamos cuando se está en la oposición, siempre me ha mostrado su predisposición a estar presente en mis invitaciones radiofónicas, por lo tanto tengo la suerte de conocerle en los dos bandos, bueeno, quizás pueda decir en los tres, si, existe uno que a veces se ocupa sin darnos cuenta, no es otro que el que genera el roce, ósea la amistad. Una amistad que si quieren solo ha valido para crecer aún más en nuestras responsabilidades, porque siempre ha existido algo muy importante en estas tareas, el respeto mutuo.

Onofre Jerez, lo digo yo, no me vale ocupando otro lugar dentro de su organización, que le haga estar dedicando su tiempo a actividades de gestión de cualquier concejalía, lo podría hacer, y posiblemente a piñón, mejor que cualquiera de los actuales, sin duda, pues su preparación, conocimiento del municipalismo, capacidad de diálogo y comunicación no tiene límites. Digo esto porque posiblemente ha habido algunas críticas ligeras a su trabajo, a un trabajo que a lo mejor no es muy fácil de entender en esos llamados cargos eventuales de asesores. La figura que representa Onofre Jerez, por ahora, no está valorada en su justa medida, eso creo yo, parece que no hace nada, cuando para enfrentarse a lo que él hace, no es fácil, hacer pasillo, revisar documentación, ver hemerotecas, recopilar y ordenar toda la información para luego trasladarla a la opinión pública y que les entiendan y hasta conseguir que algunos “adversarios políticos” lleguen a empatizar con él por haberle facilitado la información de tal manera que, no se ha sentido molesto aunque se haya enterado en el fragor de una discusión radiofónica.

Destaco hoy a Onofre Jerez porque no es fácil contar con perfiles como el de él que, tienen que bucear muchas veces en aguas turbias y salir con una visibilidad clara y transparente sin dejar de reconocer que a veces es necesario, por mucho poder que se posea, que los pozos o estanques de aguas estancadas, no es conveniente dejarlos que se llenen de sapos rabús y de insectos políticos varios. En cada partido político existe algún Onofre, lo lamentable es que a veces a algunos líderes o lideresas creen que los arboles no les deja ver el bosque y lo que se les puede ocurrir es talar y así acaban, no muy bien, algunas veces estos valores existentes y no siempre reconocidos ni utilizados. En el caso de Nueva Canarias, a las pruebas me remito, y utilizando un símil futbolístico, que tanto le gusta al propio Onofre, tienen en la calle y dando el callo a un “medio punta-cierre, que coloca muy bien los balones dentro del área contraria dejando a los defensas descolocados”, gracias Onofre Jerez por atender tus tareas muy dignamente y si alguna vez se pusiera en marcha la figura del “defensor del ciudadano”, la institución tiene en ti, no tengo dudas, un buen ejemplo para elegir.

Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador