*Por Martín Ru

Co. 29 de diciembre de 2017

‘Romance asonantado de Navidad’

El cielo jamás será cielo si no está allí, un gato amarillo

Salvaje, cazador y noble con alma de animal sencillo

Lo que cazaba siempre lo traía a la puerta asfixiadillo

Y mi regreso a mi casa con su recibimiento lo hacía facilillo

Mi casa no estaba vacía, su esperar la llenaba con su tufillo

Nunca me iba, no quiero irme y dejarlo al pobre solillo

Siempre me acordaba de comprarle un pescado sabrosillo

Y parecía que adivinaba que su amigo algo le traía en su bolsillo

Defendía la integridad de su territorio con pasos fuertes y pose sencillo

Las horas de la tarde las pasaba a mi lado enroscado en mi tobillo

No sé que tendrán las próximas tardes y me vea sin él a mi ladillo

Se me fue un gran amigo y lo hizo esperando a su familia penadillo

Y aguardó hasta Navidad, como lo hacen los grandes, así de sencillo

Este fue mi gran amigo, mi amigo del alma, un gato llamado MIKU

Queridos lectores les he expuesto este romance de mi gato porque en muchos de mis artículos me acompañó. Él, a mi lado, fue parte de algunos, errores y aciertos políticos .Verdad, sencillo como era él. Hasta otra

 *Imagen portada facilitada por el autor del artículo_Martín Ru

 



Martín RU