Para Muestra un Botón

*Por Martín Ru 

Co. 13 de diciembre de 2017

Su Majestad Felipe VI viajará el próximo día 14 de diciembre (fecha próxima a la Navidad) a Gran Canaria para visitar la Base Aérea de Gando e inaugurar el V Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria, Se trata de la segunda visita de don Felipe a Canarias este año, después de la que hizo, junto a la Reina Letizia, los pasados 24 y 25 de abril a Gran Canaria y a Tenerife. Aquí en nuestra Base Aérea don Felipe, aparte de sentir los vientos permanentes de Gando, le aflorará, como a su padre, algunos recuerdos de compañeros de promoción. Recuerdo a don Juan Carlos como le gustaba ir a Sevilla para visitar al Capitán Agapito Castaño del Ejército del Aire, y compañero de promoción.

Pues bien, ante la noticia del primer muerto, después de la aplicación del artículo155, en Zaragoza, por un delincuente habitual y fanático independentista (que ya cumplió 5 años de cárcel), y ante las palabras desde Bruselas del loco Puigdemont llamando a nuestro Estado “El Fascista”. Don Felipe VI seguramente que hará fiel esa frase de que no gobierna, pero si puede Reinar. Y puesto que la noticia de que posiblemente las elecciones en Barcelona no difieran muy poco de las últimas, parece ser que las medidas del señor Rajoy no están dando efectividad a la eliminación del Independentismo en Cataluña. ¿Es consciente Su Majestad de ello?

El Rey que encarna la Unidad de España y Jefatura ya nos demostró esto con su discurso el día 3 de octubre, y que por cierto este diario lo anunció antes que todos los diarios de España, en el artículo “1-0: La realidad es sangrante, no se pudo mantener la legalidad constitucional” 02 de octubre de 2017. Su Majestad nos demostró eso de que, la famosa frase de Adolphe Thiers “el rey reina, no gobierna” se ha convertido en un eslogan clásico de la Monarquía parlamentaria, después de que su autor la utilizara en el siglo XIX para destruir a Carlos X de Francia, cuyas tendencias absolutistas fueron fatales.

Una frase mía sobre la Monarquía: Las Monarquías parlamentarias solo tienen sentido si son útiles a la convivencia política. Manuel Jiménez de Parga, publicó hace años un artículo: Colocado por encima de los partidos, no teniendo nada que esperar o temer de sus rivalidades y sus vicisitudes, su único interés, como su primer deber, es observar vigilantemente el juego de la máquina política con el fin de prevenir todo grave desorden. Esta vigilancia general del Estado debe corresponder al árbitro”

Muchos estarán de acuerdo en que estamos en vísperas de un grave desorden en el funcionamiento de la máquina política si no se ataja a tiempo, y se orienta con lucidez, la deriva independentista en Cataluña. A este respecto, de nada valen los lugares comunes sobre la unidad y diversidad de España. Estamos ante un problema institucional que demanda respuestas institucionales.

Y también Manuel Fernández-Fontecha dijo: “a incorporación a la Constitución de normas relativas a un Jefe del Estado-Rey se rige por el Derecho. En este caso el Rey no está desligado del Derecho, sino a él sujeto, conforme a los principios generales del Derecho público que al día de la fecha son Derecho común del poder. Por eso precisamente la forma política de la Monarquía parlamentaria hace del Rey-Jefe del Estado un órgano constitucional que tiene deberes, ejercita potestades y se relaciona con arreglo al Derecho con los demás Órganos constitucionales. Su incorporación a la Constitución no es un precipitado histórico sino una elección funcional, que de este modo debe co-constituir, junto con los demás órganos, el Estado a que se refiere, promover en su dominio los valores superiores de su ordenamiento jurídico y garantizar, igualmente en su terreno, las distintas situaciones de protección de la convivencia organizada”

Por todo arriba expuesto quiero terminar con situaciones muy claras que demuestran la obligación del Rey a Reinar: Él toma el juramento del Gobierno y él es el jefe de las FAS (Fuerzas Armadas)

 

 



Martín RU