Para Muestra un Botón

*Por Martín Ru

Co. 30 de agosto de 2017

El periodista Luis del Pino destaca en su editorial de este domingo 27 de agosto 2017 la labor del rey, que aguantó el chaparrón y acudió a pesar de saber de antemano lo que se iba a encontrar en esa Barcelona con un pelaje que me da mala espina. Me refiero al constante desafío a una España que está perdiendo su Identidad. Les reproduzco toda la carta:

Majestad,

Permítame agradecerle su presencia ayer en la manifestación contra el terrorismo de Barcelona. Usted fue allí en representación de tantos españoles, la inmensísima mayoría, que condenan el terrorismo, que sienten en carne propia el dolor de las familias de las víctimas y que lloran por esa Barcelona que ha sufrido el zarpazo brutal de los asesinos.

Permítame expresar también mi admiración por su valentía. Usted sabía a lo que se arriesgaba, sabía de los abucheos e insultos que una minoría radical y ruidosa le iba a dedicar. Pero sabía también que era su deber estar junto a su pueblo. Sabía que tenía que estar junto a tantas personas llegadas de toda Cataluña y de toda España, pero especialmente junto a tantos barceloneses a quienes para nada representan los energúmenos que ayer volvieron a dar el espectáculo.

Ayer, usted se ganó un poco más, con su aplomo, con su saber estar, con su dignidad, el cariño de los españoles. Usted estaba donde debía estar, y haciendo lo que había que hacer: rendir un homenaje a las víctimas. Si otros fueron a la manifestación con otras intenciones, son ellos quienes quedan retratados para mal.

Muchísimos catalanes sintieron ayer vergüenza al ver cómo se insultaba al Rey de todos

No hace falta que le diga, porque usted ya lo sabe, que los barceloneses, que los catalanes, no son como los que ayer exhibieron sus miserias sin el más mínimo pudor. Muchísimos catalanes sintieron ayer vergüenza al ver cómo se insultaba al Rey de todos. Muchísimos catalanes sintieron en el alma la afrenta que se hacía a las víctimas del terrorismo islamista. Muchísimos catalanes se sonrojaron al ver cómo los mismos de siempre usaban una manifestación contra el terrorismo como herramienta de propaganda política y de impulso del ‘procés’.

Pero permítame, precisamente por ello, hacerle una petición. Lo que usted vivió ayer es el día a día de los catalanes de bien. El acoso, los insultos, las difamaciones, son algo bien conocido por todos aquellos que sea atreven a sentirse españoles en Cataluña.

Viendo lo que a usted mismo le sucedió ayer, ¿se imagina, Majestad, lo que es la vida cotidiana del padre que quiere enseñanza en castellano para sus hijos, o del comerciante que quiere hablar en español en su establecimiento, o de la directora de colegio que se niega a ceder las llaves para un referéndum ilegal, o del periodista que se atreve a opinar en contra del separatismo?

Esos españoles de Cataluña no tienen otro remedio que seguir en su tierra, aguantando a pie firme el acoso de los separatistas

Con la diferencia, Majestad, de que ellos no tienen la posibilidad de irse a Madrid después del mal trago de la manifestación: esos españoles de Cataluña no tienen otro remedio que seguir en su tierra, aguantando a pie firme el acoso de los separatistas.

¿Se da cuenta, Majestad, de hasta qué grado de heroísmo hay que llegar para, a pesar de todo, seguir defendiendo España en esa Cataluña donde todo lo controla, todo lo domina, una minoría agresiva y violenta que odia profundamente a España?

Y en ese sentido quería pedirle, Majestad, que vuelva Vd. su rostro hacia esos españoles de Cataluña, a quienes el Estado ha dejado desprotegidos desde hace tanto tiempo. Que se ponga Vd. en su piel. Que inste Vd. a los partidos nacionales a recuperar la presencia del Estado en esa región española. Que trate Vd. de influir para poner coto de una vez a una deriva que a lo único que ha conducido es a que Cataluña esté en manos de quienes solo conocen el odio y solo el odio practican.

Ayer demostró Vd., Majestad, por qué es el Rey de todos. Pero un rey justo es aquél que dedica más atención y más cariño a quienes más lo necesitan. Y en estos momentos no hay nadie que le necesite más, Majestad, que los españoles que viven en Cataluña, enfrentándose día a día al nacionalismo y sin pedir nunca nada a cambio.

Con respeto y agradecimiento”, Luis del Pino

Querido D. Luis, su carta respetuosa, honesta y responsable, le llega a su Majestad el Rey en un momento en que España, desde su Constitución de 1978, por desgracia, los dos partidos que se han ido alternando en gobernarla, la han ido dejando sin “Identidad”. ¿Qué puede hacer su Majestad? Brevemente le expongo a usted algunos ejemplos de lo que yo llamo políticos de “PACOTILLAS", y culpables de ese deterioro

EL BOTÓN: Un deterioro continuado en Defensa

La Ley 17/1999, de 18 de mayo, de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas, produjo un primer cambió sustancial en el modelo de Defensa Nacional, marcado por la precipitación y el oportunismo político frente a la conveniencia y necesidades objetivas del momento. De hecho, dinamitó de forma descontrolada el razonable sistema mixto de reclutamiento entonces vigente y consensuado por todas las fuerzas políticas. Se conculcaron leyes como la Ley 48/1984, de 26 de diciembre. Aún más, su contenido fue reemplazado por la Ley 22/1998, de 6 de julio. Inconsciente o consciente, perseguía desentender a la sociedad civil del compromiso con la defensa de España establecido en el artículo 30.1 CE (“Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España”). En estos momentos que han pasado 19 añitos, muchos jóvenes no han hecho la mili, y qué saben los ciudadanos de cosa tan elementales como el amor a la Patria, a su Rey y a la Bandera. ¡Nada! Y para colmo de la Ley 17/99 ahora una vez pasado 10 años, se tuvo que elevar a edad de la tropa y marinería en servicio activo “operativo”, nada menos que hasta los 45 años de edad (Ley 8/2006, de 24 de abril, de Tropa y Marinería), pudiendo desarrollar a partir de esa edad solo funciones logísticas y de apoyo a la Fuerza. Es decir, propiciando ya a muy pocos años vista un ejército de “ancianetes”, apenas transcurridos menos de siete años desde aquella primera reforma del modelo… En estos momentos se está estudiando esto en el Congreso para remediar la situación. No le cuento ya lo que en su día dije de lo que le permitieron al comandante Miguel Silva con su Ley 17/89, que expuse en este artículo el día 24 de abril de 2017 Respeto por la muerte de Carmen Chacón, pero no estuvo acertada como ministra de Defensa, y el día 04 de febrero 2017 Defensa reconoce a un soldado, acogido a la reducción de jornada, a pagarle el plus salarial completo :

Con Felipe González como presidente, nombró como ministro de Defensa a Narcís Serra, y se llevó a estos dos personajes (que no tenían ni idea de lo que es un escalafón) y a pesar también, de que el capitán de ingeniero Miguel Silva Vidal había redactado las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas en 1978. Y ello, aunque a título personal nunca asumiera el espíritu de sus contenidos, ya que, en evidente contradicción con su artículo 214, (Artículo 214 “El militar de carrera debe tener un deseo constante de promoción a los empleos superiores que las plantillas fijadas legalmente le permitan alcanzar. La falta de interés en perfeccionar las condiciones requeridas para merecer el ascenso es muestra de poco espíritu militar”. -aclaración para que no haya duda, Este artículo estuvo vigente hasta el año 2008-), por lo tanto, se pasó la Reales Ordenanzas por donde le dio la gana y redactó el Real Decreto 100/85, denominado, de la Reserva Transitoria. Con lo que ascendió a Comandante y renunció a los cursos de Estado Mayor. El mando sabiendo todo esto lo repescó y lo nombró adjunto a la DRISDE. Eso sí, obsequiándole otro sueldo como civil. ¡Toma, Ordenanzas!

A la Constitución no se le ha valorado y menos respetado

Mire usted a la Constitución de los dos últimos siglos de España se ha visto recorrida por una profunda inestabilidad: Tres guerras, un montón de secuestros, y las constantes mentiras de los juristas. Esto lo hemos visto estos últimos años desoyendo la justicia los desahucios que luego les rectificaron desde Europa. Y lo más sangrante lo que usted, a la constante veneración del artículo 2 que defiende la solidaridad entre las regiones de España; a la defensa y el respeto de la “lengua común”, que es la lengua española según el artículo 3. Y que me dice del artículo 124.1 que señala que el Ministerio Fiscal defiende siempre la legalidad, cuando por la manifiesta negligencia del Fiscal General del Estado, muchos Ayuntamientos del País Vasco están ocupados, tal y como ha señalado el Tribunal Supremo, por verdaderos terroristas.

D. Luis no deje que a usted le pase esto: “Las personas más importantes con las mejores ideas pueden ser tiradas abajo por las personas más insignificantes con mentes más pequeñas”

Su carta es muy buena lo mismo que sus ideas sobre el 11-M. Usted está en lo cierto y le hago esta pregunta ¿Cómo se dio el 11-M, si en el 2001, hubo en Jerez una reunión del EUROPOL con la policía y el CNI, y se avisó de que islamitas podrían llevar a cabo un atentado en Madrid?

Además, existe un CIFAS, que no sustituye a los servicios de inteligencia de los tres estados mayores, ya que es un organismo ejecutivo bajo el mando del Jefe del Estado Mayor de la Defensa. De él depende la gestión del sistema de satélites espía Helios y del Programa Santiago de captación de señales electrónicas mediante sensores fijos y móviles, recabará la información procedente de la OTAN/UEO, de contactos bilaterales con sus homólogos o la que proporcionen los agregados militares en el exterior. ¿Sabe usted que estos son infalibles? No se rinda.

*Foto de cabecera facilitada por el autor del artículo_Martín Ru

 



Martín RU