El caso de la señora Soraya

*Por Martín Ru

Co. 21 de julio de 2016

Tengo en mis manos la respuesta a un Recurso (A/157/2015) de una ciudadana que le trasmiten del Gabinete Técnico de Recursos y relaciones con los Tribunales, la directora encargada señora M.ª de los Reyes Casado González. En respuesta a un recurso presentado el 20 de agosto del 2015.Desde el Ministerio le están contestando al año. Como esto no es usual, y menos lo que le responde a esta ciudadana, me pongo en contacto con la señora Reyes para tener la certeza de lo que me imaginaba. La señora me aseguró que solo lo firmó y que ella no era responsable del mismo. ¡Toma, justicia!

Pero no solo es la tardanza en contestar, sino que las respuestas son de escalofrío. Lo primero que le responde a esta ciudadana es que el director del ICV (Instituto de la vivienda), le otorga una vivienda, y en el hecho segundo, que la desahucia porque renuncia a su casa. A mi pregunta a la señora Reyes- ¿usted ve normal que una madre con cuatro hijos renuncie a su casa? - respuesta-Eso es lo que dice el director ICV. Me hice cargo que solo puse lo que me habían transmitido desde ICV. Se confirmaron mis sospechas, La señora Reyes no había leído el escrito que le mandó esta ciudadana. El resultado es que la justicia es para esta señora lo de menos, no leyó el Recurso de una ciudadana que solo pedía justicia.

Resultado: La señora Reyes no me dice nada de nada al formularle que esta ciudadana le pedía en el Recurso una defensa efectiva como dice la Constitución art. 24, pues se vio indefensa por lo siguiente:

1. El Ministerio reconoce que el director del ICV, otorga una vivienda a la ciudadana Soraya Sánchez el día 5 de julio de 2005.

2. El Ministerio expone que el director del ICV, abre resolución de que la señora Soraya renuncia a su casa; por lo que se ve el Ministerio no se pregunta ¿Es normal que una madre con cuatro niños pequeños renuncie a su casa? La verdad es que el ICV (el señor Troya jefe servicio de la Función pública), le había pedido por la casa, que solo valía 5.000 euros, ocho veces su valor total 40.000 euros. ¡Toma prevaricación de un funcionario!

3. Al Ministerio le parece normal que esta ciudadana no tuviera el Trámite de Audiencia, proceso fundamental para tener una defensa lógica- De este modo solo se puede defender negando que no renunció a su casa - lo cual no se puede defender correctamente. Ella, insistió, que nunca renunció a su casa. La sigue engañando.

4. Se da cuenta de que la desahucian sin poderse defender ante el juez. Por lo que el día 9 de octubre, de 2010, se presentó en el ICV. En el mismo, la abogada Desirée González, nota que no se dio resolución al Recurso de Soraya de fecha 1 de febrero de 2010. por lo que deja en suspenso el desahucio, y le dice que ese trámite de no resolver ese Recurso lo paraba todo. Normal, la abogada de vivienda sabe que el art. 42.2 de la Ley 30/92, dice que se tiene que contestar como máximo antes de 3 meses, y esto no lo había hecho vivienda. El jefe de Servicio público del ICV, dice a Soraya: No puede ser y le da a esta ciudadana otro escrito (escrito de fecha 29 de octubre de 2010, del director ICV, supuestamente falso), contestando 9 meses después y que puede recurrir a la consejera. La ciudadana Soraya recurre ese día. Como vivienda no contestaba, se emitió recurso contencioso administrativo contra el ICV, en el juzgado núm. 6 ante la jueza Sagrario Tovar de la Fe. Aun así, estando todo recurrido, el señor Troya le solicita al juzgado núm.1 el desahucio. Este se llevó a cabo con 22 geos y fue horroroso para esa familia.

5 Con respecto al escrito arriba resaltado en negrita, como supuestamente falso. Soraya lo llevó al grafólogo señor Hernández y este lo advero como FALSO. Esta falsedad se comunicó a la jueza Sagrario Tovar y, esta, lo puso en conocimiento de la fiscalía. La fiscalía dijo que no había existencia penal alguna; pero el que afirmaba esto era cuñado (fiscal General García-Panasco) del señor Troya, al que Soraya acusaba de darle dicho escrito en presencia de la abogada del ICV, Desirée González. Soraya denuncia a este fiscal ante su jefe y ante la Fiscalía General del Estado, puesto que, en el archivo de la denuncia de falsificación, apareció la firma del cuñado Sr. García-Panasco. A "posteriori" aparecieron otros presuntos delitos como: Delitos Urbanísticos, incompatibilidad del Sr. Troya con el puesto de trabajo, y prevaricación con la vivienda.

6. El Ministerio se acogió a lo que le dice la fiscalía que apareció la firma del Sr. García-Panasco, por un error. Puesto, que el Ministerio de Justicia, sigue creyendo a la administración, me permito presentarle una copia en la que aparece el Fiscal General imputando a la señora Soraya por la misma denuncia del Sr. Troya y. la señora Soraya asistió como imputada.

Con estos datos que he reflejado, no tendrán más remedio ustedes que convenir conmigo que el Ministerio es todo, o casi todo, ostentosidad, brillo, prepotencia, sueldos grandes, aire acondicionado y demasiados gastos, pero justicia, lo que se dice justicia, más bien poca en consonancia de lo expuesto

 



Martín RU